Un grupo de campesinos de Boyacá le cambió la cara a su municipio al crear su propia empresa. Luego de haber pasado episodios de guerra y de violencia, la región del occidente de Boyacá, tomó la decisión de apostarle a la paz, sustituyendo la siembra de coca por cacao, fruto que trajo desarrollo a 10 asociaciones, que desde hace 12 años apuestan por la legalidad como sustento de vida.Sin duda, el cacao dividió en dos partes la historia del occidente que, en 2010, fue declarada como la primera zona libre de cultivos ilícitos de Colombia y en 2013 recibió el premio Emprender Paz.

Mostrando todos los resultados 3